logotipo la noticia en movimiento_trans

¿Qué tan cerca o tan lejos está México de una reforma para reducir la jornada laboral de 48 a 40 horas semanales?

Agencias. – El Congreso de México comenzó a discutir una reforma —aprobada en abril por la Comisión de Puntos Constitucionales— con la que se pretende reducir la jornada laboral de 48 a 40 horas por semana.

Los legisladores señalaron que, con el fin de profundizar el debate, convocaron a representantes de diversos sectores para que en cuatro sesiones (los días 16 y 23 de octubre, 6 y 13 de noviembre) expresen sus puntos de vista dentro de un espacio de reflexión que han denominado como “Parlamento Abierto”.

En la primera sesión, celebrada este lunes, el diputado Sergio Barrera del partido Movimiento Ciudadano —impulsores de la iniciativa— dijo que el objetivo de este encuentro es ampliar la discusión y enriquecer el diálogo con todas las visiones que existen sobre la reducción de la jornada laboral, ya que una iniciativa de este calibre —señaló— “sólo puede prosperar escuchando a todas las voces involucradas: a los representantes de los trabajadores, de los empleadores, de las organizaciones civiles, las cámaras empresariales y especialistas en la materia, entre muchos otros”.

¿Cuál es el país latinoamericano donde se trabaja más?

Sergio Barrera sostuvo que América Latina es una de las regiones del mundo donde más horas se trabajan anualmente. “La gran mayoría de los países latinoamericanos cuentan con jornadas laborales de más de 48 horas a la semana”.

Citando datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), señaló que, de manera específica, México, Cuba, Bolivia, Colombia, Argentina, Perú, Uruguay y Paraguay son los países que más tiempo dedican al trabajo, un promedio de alrededor de 48 horas a la semana.

Para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el país latinoamericano con el promedio más alto de horas de trabajo es El Salvador, con 43,4 horas semanales. México le sigue con 42,1 horas semanales. En tanto, la OCDE indica que México es el país miembro de ese grupo donde más horas trabajan los empleados, por encima de Costa Rica y Corea del Sur.

La legislación vigente en materia laboral

De acuerdo con el artículo 61 de la Ley Federal del Trabajo, en México la duración máxima de la jornada es de ocho horas en el turno diurno, siete en el nocturno y siete horas y media en horario mixto. Es decir, un máximo de 48 horas a la semana.

  • Análisis | ¿Es factible la reducción de la jornada laboral en México?

Para el diputado Benjamín Robles, del Partido del Trabajo, la propuesta de disminuir la jornada laboral de 6 a 5 días y otorgar 2 días de descanso a la semana tiene —según su opinión— fundamentos sólidos: “Busca priorizar, desde nuestra perspectiva, el bienestar de los trabajadores y equilibrar la relación entre el trabajo y la vida personal”.

Lo que dicen los empresarios sobre la iniciativa

Durante el primer día de análisis de la iniciativa, Lorenzo Roel Hernández, presidente de la Comisión Laboral del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), señaló que —a su juicio— la legislación vigente cumple con los lineamientos que establecen los convenios y las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo.

Roel Hernández expresó que, para el sector empresarial, el impacto de la iniciativa de reducir de 48 a 37,5 horas la jornada en empresas que realizan sus actividades productivas en tres turnos (diurno, mixto y nocturno) —que son la mayoría en el sector de manufactura— “implica que se requerirían cuando menos 2,6 millones de personas que laboren jornadas reducidas”, lo cual —afirma— “es prácticamente imposible”.

  • ¿Por qué trabajamos de 9 a 5? La historia de la jornada laboral de ocho horas

Los empresarios consideran que, de prosperar la iniciativa, se afectaría gravemente a las medianas y pequeñas empresas, así como a sectores productivos como la manufactura, el agro, el comercio, los servicios turísticos y gastronómicos, entre otros, y que se corre el riesgo de un aumento de la informalidad.

Para Roel Hernández, “la reducción de la jornada laboral aplicable a todas las actividades productivas no generaría mayor productividad, ni más descansos para los trabajadores como erróneamente se ha verbalizado —dice—, sino que impactará en pago de tiempo extra y días de descansos laborados que incrementarán los costos laborales hasta en un 40% en algunos de los casos y que en consecuencia provocará el incremento en los precios de productos y servicios».

Por ello es que el sector empleador reiteró su petición al Legislativo para que, antes de continuar con el proceso, se promueva el desarrollo de “un diálogo social, para que con un análisis serio y formal se considere en qué sectores y de qué forma puede reducirse en forma progresiva la jornada laboral y cuáles actividades deben considerarse como casos de excepción”.

Conclusiones del Parlamento Abierto

La secretaria de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Susana Prieto, del oficialista partido Morena, señaló que las conclusiones del Parlamento Abierto se darán a conocer el 21 de noviembre próximo.

La legisladora señaló que confía en que la iniciativa pueda analizarse en el pleno de la Cámara de Diputados “antes de que concluya este periodo ordinario de sesiones el próximo 15 de diciembre, a fin de que pase a tiempo al Senado de la República”.

clima