logotipo la noticia en movimiento_trans

Las empresas no están contratando; índice de crecimiento a menos del 3%

Agencias.-Empresas no están contratando trabajadores luego de los ajustes que hicieron en los pasados dos años. Aparte se está generando una recesión económica en Estados Unidos que podría tener severos impactos otra vez, lo que menos quieren es invertir ni gastar.
El economista Pablo Reyna señala que a estas alturas del año no se está viendo la recuperación que se estimó para este 2022 en diferentes conceptos, desde inversiones, generación de empleos y los índices de inflación.
“No podemos decir que las cosas marchan bien porque nuestros vecinos del norte no la están pasando de lo mejor, si a ellos les va mal a nosotros también”, explica.
En el caso de Matamoros no hay contrataciones salvo en las maquiladoras pero para la clase obrera, miles de profesionistas siguen buscando empleo, señala.

Acciones
El gobierno tuvo que reducir el índice de crecimiento previsto a menos del tres por ciento, cuando a inicios de año era del cinco por ciento. Es otra prueba de que las cosas no van bien en esta materia por eso no se está generando empleo para todos, las empresas se estancan y no hay inversiones como se esperaban.
Eso no es in indicador bueno para ninguna economía en el mundo, en Estados Unidos se está complicando el panorama por eso las condiciones son de riesgo para México. “No vemos que nuestro gobierno tome acciones aquí para tratar de amortiguar una crisis económica, está muy pasivo y eso no es bueno”, menciona.
Dejan a miles de familias a la deriva y sólo unos cuantos logran salir adelante porque tienen de alguna manera capital para mantenerse.

Cambios
Tantos cambios que están haciendo en materia fiscal también son otra causa de que los emprendedores se desaniman y no empiezan nada. No se ve claro y los que están pensando en iniciar algo lo dejan para después, ya no se generan uno o dos empleos por cada negocio que no se abra, según dice.
La inseguridad y la carga de impuestos hacen casi imposible la generación de nuevos negocios y éstos a su vez no pueden contratar a nadie. Las empresas que están consolidadas ya no quieren expandirse por el temor generalizado que prevalece, en los pasados dos años de pandemia despidieron mucho de su personal y ya no volvieron a contratar, explica.

Riesgos
Lo que sí están viendo las empresas son los riesgos que corren al tratar de invertir, la inseguridad y los constantes cambios que hacen en materia fiscal. Eso desde luego frena el crecimiento de un país al cambiar las reglas cada rato y no hay nada seguro, además de que las instituciones recaudatorias son drásticas.
Como el Infonavit y el IMSS que son las que más “dolores de cabeza” representan para los empresarios de todos los niveles, finaliza diciendo.

clima