logotipo la noticia en movimiento_trans

Zelenski pide respuesta mundial firme contra Rusia por bombardeo en estación de trenes

Agencias.-Este sábado, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, pidió «una respuesta mundial firme» y no solo una condena, tras el bombardeo registrado el pasado viernes en una estación de tren en Kramatorsk.

«Es otro crimen de guerra de Rusia por el que alguno de los implicados deberá hacerse responsable», dijo Zelenski en un mensaje tras el ataque con misil que mató el viernes a 52 personas, incluidos cinco niños.

Te puede interesar: Ataque ruso deja cerca de 50 muertos en estación de trenes en Ucrania

«Las potencias mundiales ya han condenado el ataque de Rusia contra Kramatorsk. Esperamos una respuesta mundial firme contra este crimen de guerra», añadió.

De hecho, el ministerio ruso de Defensa había informado el viernes de la destrucción con misiles de alta precisión de «armamentos y otros equipos militares en las estaciones de Pokrovsk, Sloviansk y Barbinkove», localidades cerca de Kramatorsk, la «capital» de la parte del Donbás que todavía está bajo control de Kiev.

Continúa evacuación de civiles en Kramatorsk

La evacuación de los civiles en la ciudad de Kramatorsk, en el este de Ucrania, continuó tras el bombardeo contra la estación de trenes.

Varias camionetas llegaron a buscar a decenas de personas que sobrevivieron al bombardeo y que pasaron la noche en una iglesia, cerca de la estación bombardeada. Cabes señalar que cerca de 80 personas, en su mayoría ancianos, buscaron refugio en este templo.

«Ayer entre 300 y 400 personas se precipitaron aquí justo después del bombardeo», contó Yevguen, miembro de la iglesia.

«Estaban traumatizados. La mitad corrió a refugiarse en el sótano, otros querían partir antes. Algunos fueron evacuados en la tarde en bus. Finalmente quedaron 80, también hay siete en mi casa», explicó este voluntario.

Los refugiados durmieron en la pequeña iglesia en colchones en el suelo y comieron un desayuno preparado por los voluntarios antes de la evacuación.

Según el último balance oficial de las autoridades regionales, en el bombardeo contra la estación el viernes murieron 52 personas y 109 quedaron heridas mientras intentaban huir de esta zona del Donbás bajo control de los ucranianos y que está bajo la amenaza de una ofensiva mayor de los rusos.

Estación de trenes permanecerá cerrada

Un día después de la tragedia, la estación estaba cerrada y los accesos cortados por cintas de la policía.

Las tablas de madera sustituyeron algunas de las ventanas rotas por las explosiones, pero los vehículos carbonizados seguían en la explanada frente a la estación.

El imponente cuerpo de un misil, que se incrustó en el césped de una rotonda delante de la estación, seguía donde cayó.

La noche fue tranquila, sin ninguna explosión, pero a lo lejos se escuchaban ruidos de artillería en las líneas de los dos frentes cercanos a la localidad a unos 20 kilómetros.

Muchos temen que los rusos lancen una estrategia de tenaza para hacerse con esta región mayoritariamente de habla rusa, que entonces quedaría bajo asedio, como sucedió en Mariúpol.

Evacuación hacia las zonas prorrusas

Las autoridades ucranianas de Donetsk y de Lugansk han reiterado en los últimos días los llamados a los civiles para que salgan hacia el oeste del país.

Debido a que la estación de Kramatorsk quedó inutilizada, hay cuatro trenes previstos desde la localidad vecina de Sloviansk en dirección al oeste del país.

Más discretamente, siguen las evacuaciones en el otro sentido, hacia los territorios prorrusos por las carreteras.

Varias filas de coches, a menudo viejos Lada rusos con maletas en el techo, se dirigen cada día hacia el norte, hacia los territorios bajo el control del ejército ruso, con el acuerdo tácito de los soldados ucranianos en sus últimos puntos de control.

clima