logotipo la noticia en movimiento_trans

Murió Mijaíl Gorbachov, el último líder de la Unión Soviética

Agencias.-Mijaíl Gorbachov, el último dirigente de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), falleció a los 91 años tras una “larga enfermedad grave”.

Bajo su mandato, entre 1985 y 1991, impulsó reformas que llevaron a la caída de la llamada cortina de hierro, como se le conoció a la antigua frontera política e ideológica entre Europa Occidental y Oriental.

También defendió la política como la vía para solucionar conflictos y ganó el Nobel de la Paz en 1990 por su papel para terminar la confrontación Occidente-Oriente, cuando el mundo estaba polarizado bajo los liderazgos de Estados Unidos y Rusia.

Fue un líder excepcional, uno con imaginación para ver que un futuro diferente era posible y el coraje para arriesgar su carrera entera para lograrlo”, destacó el presidente de EU, Joe Biden.

Para António Guterres, secretario general de la ONU, fue un estadista que cambió el curso de la historia: “Hizo más que cualquier otro individuo para lograr un final pacífico de la Guerra Fría”.

Desde que asumió el poder, Gorbachov intentó reformar el régimen soviético al poner en marcha cambios políticos que chocaron contra la vieja guardia. En 1985 anunció el programa perestroika, que significa reestructuración. Dicha política instauraba la propiedad privada de algunos bienes, permitía relaciones comerciales con Occidente sobre las bases del socialismo y buscaba impulsar una economía de mercado. Además, lanzó la glasnost (apertura), que permitió mayor acceso a productos culturales, libre expresión y liberación de presos políticos. Estas medidas tuvieron buena recepción en Occidente.

Pasó los últimos 20 años de su vida retirado de la política y murió sin haberse pronunciado públicamente sobre la invasión de Rusia a Ucrania.

MURIÓ EL LÍDEREl último dirigente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, murió ayer  a los 91 años en Rusia.

Bajo su mandato, impulsó reformas que llevaron a la caída de la URSS, buscó acercamientos con Occidente y defendió la política como la vía para solucionar conflictos.

Hoy por la noche, tras una larga enfermedad grave, Mijaíl Sergeevich Gorbachov murió”, informó el Hospital Clínico Central.

Premio Nobel de la Paz en 1990 por su papel para poner fin a la confrontación entre Occidente y Oriente, cuando el mundo estaba polarizado, bajo los liderazgos de Estados Unidos y Rusia.

En el siglo pasado, Gorbachov pasó los últimos 20 años de su vida retirado de la política, aunque regularmente se hacía oír, preocupado por las nuevas tensiones con Estados Unidos.

A menudo instaba al Kremlin y a la Casa Blanca a dialogar y a ponerse de acuerdo para garantizar la seguridad mundial y reducir sus arsenales, como lo hizo en los años 1980 con el presidente estadunidense en aquel momento, Ronald Reagan.

Gorbachov era el último dirigente todavía con vida de la época de la Guerra Fría.

Tras su elección en marzo de 1985, la entonces primera ministra británica, Margaret Thatcher, le dio la bienvenida.

“Me cae bien Gorbachov. Creo que podemos hacer negocios con él”, declaró Thatcher.

EL GOLPE Y LA APERTURA

En agosto de 1991, el líder soviético fue retenido en su casa de verano en Crimea por un grupo de delegados del Partido Comunista.

Los rebeldes intentaron forzar su renuncia e impedir que firmara un acuerdo con un modelo más federalista en la URSS.

El entonces presidente de la Federación Rusa, Boris Yeltsin, denunció el golpe y reunió apoyo para Gorbachov.

Dentro de los mayores seguidores del régimen, ganó rechazo al emprender una campaña para democratizar el Partido Comunista y permitir el pluripartidismo.

Asimismo, bajo su mandato aumentaron la tolerancia de credo y pensamiento y la divulgación de noticias nacionales e internacionales.

Nacido en el suroeste de Rusia en 1931, Mijaíl Gorbachov pasó parte de la pandemia de coronavirus en un hospital ruso.

En 2009 presentó un cuadro de neumonía y estuvo en silla de ruedas.

El 25 de diciembre de 1991, bajó el telón a 74 años de historia al anunciar su renuncia como Presidente de la URSS y habilitar la disolución del bloque de 15 naciones que la conformaban.

Será enterrado en el cementerio Novodevichy de Moscú, lugar de descanso de muchos rusos prominentes, junto a su esposa.

Murió sin haberse pronunciado públicamente sobre la invasión de Rusia a Ucrania.

clima