logotipo la noticia en movimiento_trans

Esperan lleguen medicamentos

Agencias.-Alicia Urbiola es derechohabiente del IMSS; afilió a padre por su condición de hipertenso, pero ambos dejaron de ir al Instituto por considerarlo una pérdida de tiempo, al no encontrar desde hace más de tres años los medicamentos que ocupa su papá para el control de sus niveles de la presión arterial.

Este panorama de escasez y desabasto en medicamentos, persiste en el IMSS de Nuevo Laredo, en el que a pesar de la exigencia constante de los derechohabientes y familiares para surtir sus recetas, pues sin la medicina su salud puede complicarse y poner en riesgo su vida, especialmente a los crónico-degenerativos, como diabéticos, hipertensos, renales, oncológicos, entre otros.

Entre las principales claves o medicamentos que faltan de manera consecutiva, se encuentran losartan, calcitriol, prednisona, tacrolimus, ácido micofenólico, eritropoyetina, januvia, metformina, entre otras.

Es más complicado acudir al IMSS para bajar a mi papá de 93 años, llevarlo al segundo piso, en la UMF no. 78, para que al salir de consulta e ir a farmacia nos digan que no tienen losartan, que en una semana o que vaya, y que nunca esté disponible

expresó Urbiola.

La falta de un medicamento puede tener consecuencias graves e incluso mortales para quienes dependen del mismo, especialmente para las personas que no cuentan con los recursos necesarios para adquirir en una farmacia lo que el IMSS no puede surtirles.

Tal es el caso de Esmeralda Medina, paciente trasplantada, sobre todo porque ella esperó 10 años para recibir un riñón, y que no cuenten con su tratamiento inmunosupresor es la muerte, ya que éste sirve para no rechazarlo.

Sí es preocupante que estos medicamentos falten constantemente, ya que por ello, tengo el riesgo de que mi cuerpo rechace este órgano, y tenga que empezar de nuevo

dijo la afectada.

Como ellos, cientos de personas son afectadas por la falta de medicamentos en el Instituto, situación que ha obligado a muchos a buscar con particulares, en consultorios adyacentes a farmacias, pues muchos no cuentan con los recursos para pagar consultas superiores a los 500 pesos.

Ante esta situación que viven los derechohabientes del IMSS piden a las autoridades correspondientes, “tomar cartas en el asunto”, ya que esta situación se ha empeorado en los últimos años.

clima