logotipo la noticia en movimiento_trans

Las plantas absorben más dióxido de carbono de lo que se calculaba

Agencias. – Un estudio de modelos ecológicos publicado en Science Advances sugiere que las plantas del mundo pueden absorber más dióxido de carbono atmosférico de las actividades humanas de lo que se predijo.

A pesar de este inusualmente optimista hallazgo, los científicos ambientales detrás de la investigación se apresuran a subrayar que esto de ninguna manera debe interpretarse como que los gobiernos del mundo pueden quitar el pie del freno a sus obligaciones de reducir las emisiones de carbono lo más rápido posible. Simplemente plantar más árboles y proteger la vegetación existente no es una solución milagrosa, pero la investigación subraya los múltiples beneficios de conservar dicha vegetación.

Las plantas absorben cada año una cantidad considerable de dióxido de carbono, lo que frena los efectos perjudiciales del cambio climático, pero hasta el momento no se sabe hasta qué punto seguirán absorbiendo ese gas en el futuro, explica Jürgen Knauer, líder del equipo de investigación dirigido por el Instituto Hawkesbury para el Medio Ambiente de la Universidad Occidental de Sidney.

“Lo que encontramos es que un modelo climático bien establecido que se utiliza para alimentar las predicciones climáticas globales realizadas por entidades como el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático predice una absorción de carbono más fuerte y sostenida hasta finales del siglo XXI, cuando toma en cuenta el impacto de algunos factores críticos. Procesos fisiológicos que gobiernan cómo las plantas realizan la fotosíntesis.

“Tomamos en cuenta aspectos como la eficiencia con la que el dióxido de carbono puede moverse en el interior de la hoja, cómo las plantas se adaptan a los cambios de temperatura y distribuyen los nutrientes de manera más económica en su dosel. Estos son tres mecanismos realmente importantes que afectan la capacidad de un vegetal para ‘fijar’ el carbono, pero de manera comun se ignoran en la mayoría de los modelos globales”, afirmó Knauer.

Fotosíntesis

La fotosíntesis es el término científico para el proceso en el que las plantas convierten (o fijan) el dióxido de carbono en los azúcares que utilizan para el crecimiento y el metabolismo. Eso sirve de mitigador natural del cambio climático al reducir la cantidad de carbono en la atmósfera. Esta mayor absorción del dióxido de carbono es el principal impulsor del creciente sumidero de ese lemento terrestre registrado en las décadas pasadas.

Sin embargo, ese efecto beneficioso podría no durar para siempre y no está claro cómo responderá la vegetación a ese gas, la temperatura y los cambios en las precipitaciones.

Los científicos han pensado que un cambio climático potente, como sequías más intensas y calor severo, podrían debilitar de forma significativa la capacidad de absorción de los ecosistemas terrestres, por ejemplo.

Sin embargo, en el estudio, Knauer y sus colegas presentan los resultados de su modelado destinado a evaluar un escenario climático de altas emisiones, para probar cómo respondería la absorción de carbono de la vegetación al cambio climático global hasta finales del siglo XXI.

clima