logotipo la noticia en movimiento_trans

Gurú de las Diagonales: Se va acabando una Era en New England

Agencias. – Los Patriots no levantan cabeza, y por primera vez se empieza a ver el final de una Era en New England.

Siempre es difícil darse cuenta que el final está cerca.

Los grandes cambios no son cómodos y siempre producen un shock, pero por más de que muchos se nieguen a verlo, la evidencia se empieza a acumular en New England.

La semana pasada, los New England Patriots sufrieron la peor derrota en la Era Bill Belichick, y perdieron 38-3 ante los Dallas Cowboys.

La mayoría de nosotros pensaba enfáticamente que New England mostraría una mejor cara esta semana. Después de todo, nada más difícil que enfrentar a un equipo de Belichick después de que sufrieron una derrota vergonzosa.

Históricamente, los ajustes y el cambio de actitud han estado a la hora del día.

¿Cómo le fue a los Patriots esta semana?

Sufrieron la segunda peor derrota bajo las órdenes de Belichick, y la peor jugando como local, tras ser blanqueados 34-0 por los New Orleans Saints

Por segunda semana consecutiva, el mariscal Mac Jones fue relegado a la banca, y si bien tengo dudas acerca de Jones, estoy convencido de que no es el principal responsable de lo que está sucediendo en New England.

La ofensiva totalizó apenas 156 yardas, y ha lucido anémica durante toda la campaña, promediando apenas 10 puntos por partido.

En la NFL del pasado, ese número era bajo. En la NFL moderna, ese número es inaceptable.

Y ahí radica el principal problema de New England. Es un equipo fuera de época, y Bill Belichick no se ha adaptado a los cambios de la liga con el paso del tiempo.

No queda ninguna duda de que este es el peor momento de New England; el diferencial de -69 puntos en estos dos partidos es el peor en la historia de la franquicia, y es la primera ocasión desde 1970 que los Patriots pierden dos partidos consecutivos por más de 30 puntos.

Es fácil apuntar a Mac Jones, dado que es el mariscal y no ha jugado bien. Una cosa es jugar mal, y otra es costarle puntos a tu equipo constantemente.

Jones lanzó otra intercepción que fue retornada para touchdown este domingo. Fue la cuarta vez que le sucede en Gillette Stadium, y para ponerlo en contexto, Tom Brady lanzó cuatro en toda su carrera.

Mi intención no es comparar a Jones con Brady porque no sería justo, pero sí puntualizar que Jones no está jugando bien, y tiene parte de la culpa.

Pero vamos a la raíz del problema, porque todo mariscal depende de una franquicia estable que lo rodee adecuadamente para maximizar su potencial.

New England siempre fue estable con Belichick, pero a Jones no lo ha ayudado mucho; es más, yo diría todo lo contrario con su improvisación de coordinador ofensivo el año pasado y con la escasez de talento que tiene a su alrededor.

Y como Belichick es tanto gerente general como entrenador en jefe, es fácil llegar a la conclusión de que es el principal culpable.

El plantel de los Patriots está mal confeccionado. Pagaron de más por dos alas cerradas, y ninguno de los receptores abiertos que fueron a buscar –después de haber fallado consistemente en el draft en esta posición–, son explosivos. A punto tal, que Demario Douglas es la única bocanada de aire fresco en el grupo posicional.

Belichick ha fallado demasiado con selecciones de primera ronda en tiempos recientes (Sony Michel, Isaiah Wynn, Cole Strange, Mac Jones y N´Keal Harry), y para alguien que históricamente no ha gastado mucho, ha fallado también a la hora de escoger a quién pagarles recientemente (Jonnu Smith, Nelson Agholor, Juju Smith-Schuster y Davon Godchaux).

La defensiva de New England siempre ha sido la constante que ha mantenido el barco a flote, pero las lesiones de Matthew Judon y Christian González evidentemente afectaron, y le permitieron 34 puntos a una ofensiva de los Saints, que había lucido anémica durante todo el año.

«Tenemos que empezar de nuevo», declaró Belichick después de la derrota ante New Orleans.

El problema es que Belichick tiene 71 años, y a no ser que terminen con el peor récord de la NFL y puedan elegir a Caleb Williams en el próximo draft, no creo que esta situación se resuelva con rapidez.

clima