logotipo la noticia en movimiento_trans

Exceso de fertilizantes en México contamina acuíferos

Agencias.-Actualmente, el consumo de fertilizantes en el país ronda las 4.5 millones de toneladas y según estimaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre un 20 por ciento y 30 por ciento del nitrógeno aplicado por medio de fertilizantes se infiltra y llega a los acuíferos subyacentes, lo que genera impactos ambientales y contaminación para las cuencas.

El exceso de fertilizante no absorbido por los cultivos acaba en lagos y ríos que desembocan en las costas y al ocurrir un crecimiento excesivo de algas en la superficie no se facilita el paso de la luz solar hacia el fondo marino, lo que genera consecuencias dramáticas para el ecosistema y para la salud de las personas.

De acuerdo con el documento Propuestas hacia la seguridad hídrica, las consecuencias por el exceso de nutrientes en los mantos acuíferos promueven un crecimiento excesivo de las algas, cuestión que acarrea una serie de consecuencias como la muerte de los seres vivos.

Con el exceso de algas, las plantas del fondo mueren y para descomponer toda esa materia orgánica se consume oxígeno, al no haber éste en el medio acuático los peces también mueren y proliferan las bacterias, generando al final un ecosistema muerto, mismo que tampoco es de utilidad para el consumo humano, pues algunas sustancias propias de los fertilizantes son tóxicas, como es el caso de los nitratos.

Lo anterior repercute en que según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), de los dos mil 70 sitios de agua subterránea del país, se encontró que 39 por ciento de ellos no cumple con los parámetros de nitratos, lo que hace que el agua no sea óptima para el consumo.

Asimismo, el uso intensivo de fertilizantes termina por degradar químicamente al suelo, afectando su fertilidad por lo que la UNAM solicita no utilizar el fertilizante de manera excesiva.

clima