logotipo la noticia en movimiento_trans

El peso se sigue debilitando y casi llega a las 18 unidades por dólar el martes

Agencias. – Otro factor que también inyectó debilidad al peso es la aversión al riesgo, después de que el 8 de septiembre se dio a conocer que en el Paquete Económico 2024 se propone un  déficit presupuestal equivalente al 4.9% del Producto Interno Bruto, algo no visto desde 1988.

El peso mexicano extendió su depreciación ante el dólar por segunda jornada consecutiva acercándose a las 18 unidades por dólar, nivel no visto desde mayo de este año.

La debilidad de la moneda local se explica por la especulación de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos aumentará la tasa de interés de referencia y la mantendrá alta por un tiempo prolongado y luego de conocerse datos positivos sobre el empleo de aquel país.

Este martes, el tipo de cambio finalizó la sesión en un nivel de de 17.9767 pesos por dólar, el más alto desde el 1 de mayo cuando cerró en 17.9882 unidades, de acuerdo con datos del Banco de México (Banxico).

Al cierre de la jornada del martes la divisa mexicana se depreció 1.74%, o 30.80 centavos.

Las presiones del peso se han extendido en octubre, acumulando un retroceso de 3.15% en las dos sesiones hábiles del mes. Ello, luego de que en agosto cerró con su primera pérdida mensual del año y en septiembre hiló la segunda. Afectada, además, por anuncios como el de la Comisión de Cambios de recortar el programa de coberturas cambiarías.

Lo que explica el comportamiento del peso de este martes es el dato vinculado al mercado laboral de Estados Unidos. La encuesta de vacantes JOLTS sorpresivamente subió, la expectativa es que siguieran bajando porque había estado cayendo los últimos tres meses”, dijo James Salazar, subdirector de Análisis Económico en CI Banco.

“El problema, abundó, es que con este incremento se generan dudas en el sentido de lo que busca la Reserva Federal de enfriar un poco el mercado laboral para que no haya presiones inflacionarias”.

En agosto, la encuesta JOLTS arrojó que las ofertas de trabajo subieron a 9.610 millones, por arriba de los 8.92 millones reportados en julio de este año.

James Salazar resaltó que un mercado laboral fuerte refuerza la idea de que la Reserva Federal tendría que subir la tasa de interés o dejarla todavía alta por un tiempo más prolongado al anticipado.

“Estas especulaciones lo que provocan son un alza en los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, una alza generalizada del dólar y una depreciación del peso mexicano en niveles que no habíamos visto desde finales de abril pasado”, enfatizó.

James Salazar destacó que además del dato de empleo de este martes, se esperan otros indicadores importantes del mercado laboral como la encuesta ADP de empleo de septiembre que se publica este miércoles y el viernes se conocerá el dato de la nómina no agrícola.

Si uno de estos indicadores muestra “cierta moderación y enfriamiento del mercado laboral”, sería un aliciente para darle un respiro a los mercados, consideró.

Mientras el peso se debilita, el dólar, visto a través del Índice DXY, que mide su comportamiento frente a una canasta de seis monedas fuertes de referencia, avanzó marginalmente (+0.01%), a 106.822 unidades este martes, para ubicarse en su mejor nivel desde noviembre del 2022, muestran datos de Investing.

Gabriela Siller, directora de Análisis en Banco Base, explicó que el dólar ha ganado fuerza porque el mercado empieza a descontar un incremento adicional a la tasa de interés de la Fed antes de que termine este año.

El martes, el peso mexicano fue la moneda más depreciada frente al dólar. Otras divisas débiles fueron el real brasileño, que cayó 1.87%, el peso colombiano, un 1.5%, el peso chileno, un 1.2% y el sol peruano, un 0.68 por ciento.

Aversión al riesgo

Gabriela Siller destacó que en septiembre y lo que va de octubre, el peso mexicano se ubica como la tercera divisa más depreciada ante el dólar en un 6.08%, por detrás se ubica el zloty polaco (+6.75%) y el peso chileno (+7.05%).

Recordó que un factor que también inyectó debilidad al peso es la aversión al riesgo, después de que el 8 de septiembre se dio a conocer que en el Paquete Económico 2024 se propone un déficit presupuestal equivalente al 4.9% del Producto Interno Bruto (PIB), algo no visto desde 1988.

James Salazar consideró que todavía hay posibilidades de ver al tipo de cambio regresando a niveles de 17.50 pesos por dólar, en el muy corto plazo.

Incluso, el analista explicó que aún en niveles cercanos a 18 pesos, el peso sigue relativamente fuerte frente al dólar y “podemos seguir hablando de un súper peso porque sigue apreciado frente al dólar en el año”.

El peso ha recortado a 7.85% su apreciación frente al dólar este año.

El subdirector de Análisis Económico en CI Banco añadió que los ajustes de la moneda mexicana son “hasta cierto punto esperados”, pero “hay posibilidades de que se aprecie en los siguientes días y semanas”.

Analistas de Intercam Banco escribieron que si bien, el retroceso de septiembre eliminó completamente las ganancias del inicio del trimestre, erosionando también la apreciación acumulada en la primera mitad del año, ciertamente el peso se mantiene aún en un nivel considerablemente inferior al de los cinco años previos, denotando su aún relativa fortaleza.

clima