logotipo la noticia en movimiento_trans

¡Duro golpe! Costaría a Región Sureste de Coahuila 240 mdp diarios huelga de armadoras en EU

Agencias. – Especialista augura impacto en el consumo si estalla la huelga en EU y las empresas coahuilenses paran

La posible huelga de tres armadoras de automóviles en Estados Unidos (Ford, Stellantis y General Motors) representaría pérdidas de entre 12 y 14 millones dólares (cerca de 240 millones de pesos) diarios para la Región Sureste de Coahuila. Expertos refieren que ello representará un golpe al consumo e impactará en mayor medida a pequeñas empresas.

Antonio Serrano Camarena, analista económico, explicó que el costo se mide en lo que representa para empresas vinculadas con el sector automotriz -ante eventuales paros derivados de la huelga-, detener sus líneas de producción, apagar y volver a encender máquinas, así como las horas “muertas” de sus trabajadores.

En general, Coahuila tiene una integración económica del 28 por ciento con Estados Unidos; sin embargo, específicamente en el sector automotriz, el porcentaje se ubica entre 38 y 40, por lo que representa un golpe mayor.

Pese a los grandes impactos para algunos proveedores, Serrano aseguró que también es una oportunidad para que las plantas realicen labores de mantenimiento y otorguen vacaciones a sus trabajadores.

El especialista estimó que paros de tres semanas no tendrían un impacto en el empleo, sino que el golpe directo sería en la economía a través del consumo, pues se dejaría de tener un ingreso que representa 150 millones de pesos.

¿A QUIÉN LE PEGARÁ MÁS LA HUELGA?

Serrano explicó que las pequeñas empresas son las que más resentirían el impacto de la huelga, aunque no necesariamente las que surgieron después de la pandemia.

La que tendrá más problemas, detalló, será la pequeña empresa tradicional que tiene años trabajando en el sector, que pidió préstamos durante la pandemia y solicitó después otros nuevos. En esos casos, en caso de verse obligados a parar, pueden estar en riesgo de despedir personal e incluso si están muy apalancadas hasta desaparecer si la huelga o el paro dura mucho tiempo.

Dijo que esas empresas representan de un dos a un cinco por ciento de la proveeduría. Se trata de pequeñas compañías con buenas certificaciones, pero que durante la pandemia solicitaron préstamos para sobrevivir y, aunque llevan al menos un año con buena producción, la huelga les representaría un obstáculo.

Finalmente, Serrano explicó que, además de la Región Sureste por su vocación automotriz, otra región de Coahuila que podría verse muy afectada es la norte, específicamente los municipios de Piedras Negras y Acuña, debido a su integración al 100 por ciento con el mercado estadounidense, pues lo que producen se envía a ese país.

¿QUÉ PIDEN LAS ARMADORAS?

La huelga se desataría en caso de que Ford, GM y Stellantis no alcancen un acuerdo con la organización United Auto Workers respecto a la renovación del contrato colectivo de trabajo.

Los contratos de las tres armadoras expiran este jueves a las 23:59 horas, mientras que entre las demandas de la organización United Auto Workers (UAW) a las armadoras están, según lo reportado por medios estadounidenses, un aumento inmediato del 20 por ciento y cuatro aumentos adicionales de cinco por ciento cada uno, lo que llevaría durante los cuatro años de vigencia del nuevo contrato colectivo de trabajo a incrementar en conjunto hasta 46 por ciento el salario por hora.

clima