logotipo la noticia en movimiento_trans

Hace 400 años las mujeres chinas se inventaron un idioma para hablar sólo entre ellas. Hoy está resurgiendo

Agencias.-Imagínate ser una mujer en la China del siglo XVII. Vives aislada en un pueblo remoto y rural, has tenido los pies atados desde la infancia para que no pudieras relacionarte con personas fuera del hogar. Pasas las horas en tu habitación, donde realizas quehaceres rutinarios como coser o cocinar todo el día. No tienes educación académica y es difícil comunicarte con otras mujeres, siendo casi imposible tener una conversación privada.

Ponte en esa situación. ¿Qué harías? Crear un idioma secreto.

En China existen cientos de aldeas remotas que esconden muchos secretos y tradiciones. Uno de estos secretos ha sido fuente de inspiración para libros, películas e incluso líneas de ropa. Hablamos del Nüshu, el único sistema de escritura exclusivamente femenino descubierto en el mundo, transmitido de generación en generación por las mujeres de Jiangyong, una región montañosa en el sur de Hunan.

Este tipo de escritura era ininteligible para los hombres. ¿Cuál era el objetivo? Usarlo para comunicarse en una sociedad patriarcal. A lo largo de la historia, las mujeres de Hunan utilizaron un idioma codificado para expresar sus pensamientos más íntimos entre ellas. Ahora, este lenguaje que se daba por olvidado, está volviendo en el país.

Nüshu significa «escritura de mujeres» en chino y se hizo famoso en el siglo XIX para dar a las mujeres una libertad de expresión que no era normal en las sociedades de la época. Algunos académicos dicen que tuvo su origen en la dinastía Song (960-1279), otros que viene de la dinastía Shang (hace 3000 años). Se transmitió de madres campesinas a sus hijas y se practicaba entre hermanas y amigas en un momento en el que las mujeres no tenían oportunidad de acceder al sistema educativo.

Este idioma se lee de derecha a izquierda y es una mezcla de cuatro dialectos que se hablan en las zonas rurales de Jiangyong. Cada símbolo representa una sílaba y fue escrito usando palos de bambú afilados y tinta improvisada. Como se puede apreciar, está influenciado por los carácteres chinos, aunque su estilo es más alargado y curvo, como una cursiva.

Este medio de intercambiar pensamientos e ideas se convirtió rápidamente en un modo importante de expresión femenina. En el matrimonio, por ejemplo. Después de casarse, las mujeres se mudaban a la aldea de su esposo, normalmente lejos de la suya. Y vivían sujetas a la autoridad de su cónyuge. Impotentes, aisladas y sin forma de interactuar, el Nüshu se convirtió en un valioso medio de comunicación con amigos. Proporcionándoles una salida para crear lazos de amistad y apoyo.

En la actualidad

Ya han pasado 18 años desde que falleció la última hablante de este idioma, pero ahora está experimentando una especie de renacimiento. Y ese nuevo movimiento se encuentra en el pequeño pueblo de Puwei, rodeado por el río Xiao. Después de que los expertos encontraran tres escritores de Nüshu en la aldea de 200 personas, el lugar se ha convertido en una fuente de investigación académica y en en 2006, esta escritura fue catalogada como Patrimonio Cultural Inmaterial Nacional.

En los últimos años se ha visto un aumento de jóvenes de Jiangyong que están aprendiendo la escritura en cursos, con 20 estudiantes inscritos cada verano y con algunos usuarios impartiendo clases online en WeChat.

Hoy en día, el Nüshu tiene otro significado totalmente diferente, ahora es simplemente un símbolo de empoderamiento femenino. Pero hay que recordar que un día, este método de comunicación fue un medio importante de expresión personal para miles de mujeres que de otro modo no tendrían voz en las zonas rurales de China. El lenguaje es poder.

clima